Reclamación por tarjeta necesaria para operar en cajeros

Como La Caixa, al igual que BBVA, Santander y otros, lleva años derivando a los cajeros las operaciones de disposición de efectivo por importe inferior a €3,000 y no todo el mundo puede hacer lo que mi amiga Mentxu, que acudió a por €60 y, cuando le dijeron que solo podía realizar operaciones de mas de esos €3,000 pidió que le entregaran €3,060 y cuando le preguntaron que si quería hacer otra operación dijo: “Sí, hacer un ingreso de €3,000”, he preparado la carta que pego a continuación que debe enviarse al correo del encabezado.

Recomiendo usar eevid y guardar la prueba del envío. Cuando no contesten en un plazo de quince días, que no contestarán, habrá que acudir al Departamento de Conducta de Entidades del Banco de España y presentar una reclamación.

En todo caso, si me envían un mail a abuses@banksters.eu con la información concreta del caso puedo preparar una reclamación personalizada o sugerir otras acciones que se puedan emprender, los bancos españoles no dejan de crear nuevos y muy imaginativos métodos para expoliar a sus clientes y hay mucho que recuperar.

(Pongan los datos personales e información de la tarjeta donde las XXX o ZZZ y firmen, mejor digitalmente)

En Málaga, a 23 de abril de 2021

Servicio de Atención al Cliente

CaixaBank

servicio.cliente@caixabank.com

Estimados Sres,

Debo pedirle que tramite reclamación por las comisiones cobradas por mi tarjeta de débito XXXX XXXX, la única de que dispongo que me permite operar con los cajeros de la entidad.

Sabemos que el artículo 3 de la Orden de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios[1] indica que, si bien las comisiones percibidas por los servicios prestados por las entidades de crédito serán las que se fijen libremente entre dichas entidades y los clientes, también añade que “sólo podrán percibirse comisiones o repercutirse gastos por servicios solicitados en firme o aceptados expresamente por un cliente y siempre que respondan a servicios efectivamente prestados o gastos habidos”

Desde hace años se ha impuesto por la entidad la obligación de utilizar sus cajeros automáticos para realizar las operaciones sobre mis cuentas corrientes inferiores a €600. Para tal operativa me es imprescindible contar con la tarjeta de débito cuya comisión reclamo, ya que no se me puede repercutir el coste del instrumento que necesito para cumplir con una instrucción, política o imposición, llámelo como quiera, de la entidad. Es evidente que la comisión de administración y mantenimiento, que incluye y remunera el servicio de caja asociado a mis cuentas corrientes, debe incluir todos los conceptos y gastos que deban abonarse al banco por las operaciones que realizo ellas. Si el banco decide que debo usar un cajero, y un instrumento específico, para algunas de las operaciones sobre mis cuentas, no se me puede cobrar dos veces por lo mismo, una vez por la administración y mantenimiento de las cuentas y de nuevo por la tarjeta de débito que necesito para operar con ellas.

Por todo ello, debo pedirle que:

  • Retroceda y me reintegre todas las comisiones cobradas por mi tarjeta de débito desde el momento en el que entró en vigor la nueva operativa que derivaba al cajero las operaciones inferiores a cierto importe
  • Actualice los importes cobrados al interés legal del dinero vigente en cada periodo transcurrido desde el cobro, según los criterios del Comisionado para la Defensa del Cliente de Servicios Financieros que cito a continuación

“Este DCMR entiende actualmente que, conforme a los criterios de buenas prácticas bancarias, una subsanación diligente pasaría por abonar al cliente los importes pagados de más en los respectivos vencimientos, actualizados a la fecha de abono, con el tipo de interés vigente para el préstamo en cada período de interés, según el vencimiento, o bien con el tipo de interés legal del dinero —que ha venido siendo utilizado por las entidades a este propósito—, siempre que el valor de este sea superior al de aquel.”[2]

En definitiva, cuando la regularización de operaciones implica abonos para los clientes, limitarla al abono de la suma aritmética simple de los importes resultantes —sin someterlos a la actualización a la fecha de abono—, en la práctica implicaría beneficiar injustificadamente a las entidades con mayor número de incumplimientos normativos o errores e incidencias de tal naturaleza[3].”

  • Instruya a la entidad para que, mientras permanezca en vigor la política que da origen a esta reclamación, no me cobre ningún importe por el instrumento que necesito para cumplir con lo que me impone el banco.

En la confianza de que atenderán mis pretensiones sin dilaciones, reciban un cordial saludo

D.

NIF ZZZ                                                          


[1] Orden EHA/2899/2011, de 28 de octubre, de transparencia y protección del cliente de servicios bancarios

[2] Página 163 de la memoria del Servicio de Reclamaciones del Banco de España de 2019

[3] Página 164 de la memoria del Servicio de Reclamaciones del Banco de España de 2019

    Contact me:

    Leave a Reply

    Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
    Privacidad
    %d bloggers like this: